Los niños

Cómo superamos la dislexia de mi hijo

A mi hijo le diagnosticaron disléxia, por su comportamiento podrían haberle puesto también hiperactivo. Durante un tiempo agónico tanto para él cómo para nosotros, le imponíamos todo lo recomendado que tradicional y socialmente debía hacerse, según los profesionales tradicionales a los que pedíamos apoyo y ayuda. Hasta que un día por “casualidad”, tuve conocimiento de un programa diferente para  trabajar  con niños con DISLEXIA, el cual llevamos acabo.

Cómo conseguimos superar la dislexia :

El programa  que seguimos al pie de la letra durante cinco años , nos cambió la vida desde el minuto uno. Los cambios se produjeron en la mejora de las siguientes relaciones:

  • Padres-hijo
  • Padres profesores-hijo
  • Hijo- profesores.

Pero la diferencia más grande fue la adquisición de autoestima, crecimiento y seguridad de mi hijo en si mismo, con la consecuencia lógica de un cambio de comportamiento indescriptible.

Esto produjo un cambio a nivel personal y profesional en mi vida . Clientas que sabían del trabajo-juego que tantos beneficios nos estaba aportando en la educación de mi hijo, me traían padres con la misma circunstancia,  a los que nosotros les aportábamos nuestra experiencia, aprendizaje y apoyo para qué ellos si así lo estimaban lo pusieran en práctica.

Apoyo a padres e hijos en el proceso de educar

Mónica Carretero Psicóloga especialista en niños supo de nuestro trabajo, me dijo que lo que habíamos hecho era un proceso de coaching y el método bien podría ser una herramienta que ayudase  a otras familias . Sin dudarlo, me preparé como experta en coaching con el propósito de acompañar a padres en el proceso de educar.

Con el tiempo, mi hijo Sergio Bordonaba , supo también que su misión  era apoyar  los procesos de educación desde otro punto de vista, apoyar en el cambio a los niños. Se ha preparado  para ello y es uno de los colaboradores en el área de actividades Socioeducativas.

El periódico Verne El País se puso en contacto con nosotros y escribió un artículo  sobre cómo  Saber que mi hijo era disléxico salvó nuestra relación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Elena Almalé Laste.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Ionos.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad